martes, 24 de marzo de 2009

Cocaína

Cacaína:

La cocaína es un estimulante contenido en las hojas del arbusto “Erythroxylon coca” siendo químicamente un derivado de la latropina. Es absorbido por las mucosas nasales cuando se aspira, se metaboliza en el hígado y se elimina por la orina. Tiene efectos sobre la adrenalina. El consumo de esta sustancia se relaciona con hechos delictivos y de violencia.
En los últimos años se ha notado un enorme incremento en la cantidad de personas adictas a la cocaína.
Las consecuencias de su consumo son complejas:
-Cerebrales, sociales, familiares, medioambientales, etc.
La cocaína estimula el sistema nervioso central, actuando directamente sobre el cerebro. Sus efectos fisiológicos inmediatos son:
-Sudoración.
-Aumento en la potencia muscular.
-Midriasis.
-Incremento de actividad cardíaca y presión sanguínea.
-Dilatación de los vasos sanguíneos.
-Aumento en el ritmo respiratorio y de la temperatura corporal, etc.

Estos síntomas pueden provocar la muerte por paro cardíaco o fallas respiratorias. Además se presentan irritaciones y úlceras en la mucosa nasal. Normalmente causa congestión nasal, que puede presentarse o no con secreción líquida.
El uso por vía inyectable expone al adicto a infecciones de SIDA, hepatitis B y C, tétanos y otras enfermedades infectocontagiosas. La infección con el HIV puede producirse por transmisión directa de virus al compartir agujas y otros dispositivos contaminados. Además, puede producirse indirectamente por transmisión prenatal a un niño cuya madre está infectada con el HIV. La hepatitis C se está difundiendo rápidamente entre los adictos que se inyectan; el índice de infección varía entre el 65% y el 90% en los jóvenes.
La cocaína es una droga extremadamente adictiva, cuyos efectos se perciben en un intervalo de 10 segundos y duran sobre 20 minutos. Actúa directamente sobre los centros cerebrales encargados de las sensaciones del placer. Las sensaciones que eran placenteras en las personas recién iniciadas se convierten en efectos desagradables como:
-Agitación.
-Llanto
-irritabilidad.
-Alucinaciones de tipo visual, auditiva y táctil.
-Delirio paranoide.
-Amnesia.
-Confusión.
-Fobias o terror desmedido.
-Ansiedad.
-Estupor.
-Depresión grave y tendencias suicidas, etc.
Los efectos psíquicos reconocidos incluyen euforia, inestabilidad, aumento de la comunicación verbal y de la seguridad en uno mismo, inquietud, anorexia, insomnio e hipomanía.
El adicto experimenta pérdida de interés e imposibilidad de sentir placer ante la falta de la sustancia. Así, la cocaína se convierte en el único objetivo y motivo en la vida del adicto, desplazando todo tipo de sentimientos.
Los consumidores ocacionales son personas débiles e inestables que desarrollan una rápida dependencia psicológica. La adicción a la cocaína posee condicionantes que la desencadenan, que pueden ser el reforzamiento de una personalidad insegura, que recibe un apoyo en el estímulo del tóxico. En lugar de tratar este déficit patológico con antidepresivos o fármacos estabilizadores del estado de ánimo se recurre a una vía aparentemente rápida. Los adictos habituales presentan tolerancia y necesitan de mayores dosis para alcanzar iguales resultados. Puede llegarse por causas diversas pero siempre relacionadas con factores familiares, sociales y ambientales determinantes.
Dado que los efectos de la cocaína sobrepasan su punto álgido a los treinta minutos, el individuo precisa varias dosis durante el día para alcanzar cierta estabilidad emocional y evitar el efecto disfórico que la propia droga ocasiona después de varias horas desde la ingesta.

-->

Éxtasis

Éxtasis:

La metilendioximetanfetamina (MDMA) (también conocida como “éxtasis”, “ectasi”, “XTC”, “tiza”, “cristal”, “X”, etc.) es una droga sintética sicoactiva con propiedades alucinógenas de gran potencial emotivo y perturbador psicológico. Es una droga peligrosa en extremo por sus propiedades neurotóxicas y alta adicción, afectando a diversas zonas del sistema nervioso central. Su producción se realiza en laboratorios a partir de materias primas relativamente fáciles de conseguir.
Es de color blanco, sin olor pero con sabor amargo, se presenta en forma de comprimidos, cápsulas o en polvo cristalino que se disuelve en líquidos, pudiendo ser bebido, ingerido o inyectado. Sus consumidores son primordialmente jóvenes, que buscan en ella un estimulante que los lleva a bailar durante muchimo tiempo. Durante los años sesenta se utilizó para la terápia ya que determinados sectores de la psiquiatría decían que ayudaba a la comunicación y al tratamiento de neurosis fóbicas. Fue ilegalizado porque hubo repercusiones en la delincuencia.
El éxtasis produce efectos psíquicos, cuya duración oscila entre las 3 y las 6 horas desde su consumo. Inicialmente esta persona experimenta sensaciones de confianza y excitación, a las que sigue un estado de hiperactividad. Los efectos del estimulante provocan:
-Trastornos psicológicos.
-Confusión.
-Problemas con el sueño.
-Pérdida de memoria.
-Depresión.
-Violencia, etc.

Estos efectos se presentan incluso después de varias semanas del consumo. Los síntomas físicos son:
-hiperpnea.
-Taquicardia.
-Anorexia.
-Tensión y trastornos musculares como los presentes en la enfermedad de Parkinson.
-Bruxismo.
-Náuseas.
-Visión borrosa.
-Sudación excesiva, etc.
La MDMA destruye las neuronas productoras de serotonina, que regulan: la agresión, el estado de ánimo, la actividad sexual, el sueño y la sensibilidad al dolor.
Una sola exposición a la metanfetamina en dosis elevadas o el uso prolongado en dosis bajas destruye la mitad de las células cerebrales.

-->

Marihuana

Marihuana:

También llamado cannabis. Es un arbusto silvestre que crece en zonas templadas y tropicales, pudiendo llegar una altura de seis metros, de su resina se extrae el hachís(chocolate). Su componente psicoactivo más relevante es el delta-9-tetrahidrocannabinol (delta-9-THC), conteniendo la planta más de sesenta componentes relacionados. Se consume preferentemente fumada, aunque pueden realizarse infusiones, con efectos distintos. Un cigarrillo de marihuana puede contener 150 mg. de THC, y llegar hasta el doble si contiene aceite de hachís. Respecto a la dependencia, se considera principalmente psíquica. Los síntomas característicos de la intoxicación son: ansiedad, irritabilidad, temblores, insomnios, etc.
Puede consumirse de distintas formas:
-En hojas que se fuman directamente.
-En resina del arbusto o en aceite desprendido.
De la modalidad en que se presente la droga dependerá su denominación: “marihuana” es el nombre de las hojas del cáñamo desmenuzadas, que después de secarse y ser tratadas pueden fumarse (también es conocida como “hierba”, “marijuana”, mariguana”, “mota”, “mafú”, “pasto”, “maría”, “monte”, “moy”, “café”, “chocolate”, “chala”, etc.
Su efecto es aproximadamente cinco veces menor que el del hachís.
Su efecto es diverso según los siguientes factores:
- La velocidad con la que se fuma.
-La duración de la inhalación.
-Cantidad inhalada
- tiempo que el consumidor retiene la respiración después de inhalar.
- El estado de ánimo de la persona.
-El cinsumo oral.
la marihuana y el hachis producen
Terapéuticamente se aconsejó para tratamientos de insomnio y como sedante para el dolor el consumo oral.
También se impuso para terapias de patologías nerviosas, así como para el tratamiento de la tos, temblores en parálisis compulsivas, espasmos de vejiga e impotencia sexual que no provenga de enfermedad orgánica. Así mismo se recomendó como afrodisiaco, antineurálgico, tranquilizante para maníaco-depresivos, antihistérico, tónico cerebral, remedio para el vómito nervioso, epilepsia y enfermedades nerviosas. Estas recomendaciones fueron posteriormente desaconsejadas unánimemente por la medicina, estando en la actualidad en estudio sólo la legalización de un fármaco derivado de esta sustancia para suavizar los dolores en enfermos cancerosos. En la actualidad, los científicos sostienen que la marihuana no puede considerarse medicamento en ninguna de las formas en que es consumida por los adictos. La marihuana pura contiene cientos de químicos, algunos de ellos sumamente dañinos a la salud.
El THC en forma de píldora para consumo oral podría utilizarse en el tratamiento de los efectos colaterales (nauseas y vómito) en algunos tratamientos contra el cáncer. Otro químico relacionado con el THC (nabilone) ha sido autorizado por la “Food and Drug Administration” de Estados Unidos para el tratamiento de los enfermos de cáncer que sufren náuseas. El THC también se usa en enfermos de SIDA, porque les ayuda a comer mejor y mantener su peso. Los científicos estudian la posibilidad de que el THC y otros químicos relacionados con la marihuana tengan ciertos valores medicinales.
Las modalidades de marihuana disponibles a los jóvenes son más potentes ello se debe a que los laboratorios de los traficantes han conseguido realizar cambios genéticos en el cannabis mediante sofisticados métodos de biotecnología, resultando en una mayor concentración de THC. Po ejemplo:
-La marihuana común contiene un promedio de 3,5 % de THC.
-El hachís (resina gomosa de las flores de las plantas hembras) puede tener hasta 28 % de THC.
-El aceite de hachís, un líquido resinoso y espeso que se destila del hachís, tiene un promedio de 16 % de THC, pero puede llegar a tener hasta 43 %.

El THC afecta a las células de la memoria. Eso hace que la persona tenga dificultad en recordar eventos recientes y dificulta el aprendizaje. Estudios recientes demuestran que la marihuana crea alteraciones mentales y disminución de la capacidad intelectual en las personas que la fuman mucho.
Producen problemas respiratorios y otras enfermedades. El uso regular de la marihuana o del THC son factores que provocan cáncer y problemas en los sistemas respiratorio, inmunológico y reproductivo:
Cáncer: la marihuana contiene químicos cancerígenos que también se encuentran en los cigarrillos, pero en mayores concentraciones. La persona que fuma cinco cigarrillos de marihuana a la semana consume la misma cantidad de químicos cancerígenos que una persona que fuma un paquete de cigarrillos al día. El humo de la marihuana y del tabaco cambian los tejidos del sistema respiratorio.
Trastornos reproductivos: la marihuana afecta las características y función sexual masculinas y femeninas. Las dosis altas de la droga pueden tener efectos adversos en la producción de esperma. Entre las mujeres, puede cambiar el ciclo menstrual normal e impedir la producción de óvulos.
Trastornos inmunológicos: la droga impide la función normal de las células T, cuando se trata de defender al sistema respiratorio de ciertos tipos de infecciones. Las personas que tienen el virus HIV, o cuyos sistemas inmunes no funcionan adecuadamente deben evitar su uso.
Trastornos respiratorios: las personas fuman marihuana regularmente suelen tener los mismos problemas respiratorios que las que fuman tabaco. Tienen síntomas como tos crónica y flemas (bronquitis crónica) y tienen más resfriados.

Heroína

Heroína:
La heroína es una droga adictiva, en los últimos años aún más debido un cambio en la forma en que se usa la heroína, pasando de inyectársela a inhalarla o fumarla, ya que ahora se consigue una heroína de mayor pureza y que prevalece el concepto erróneo de que estas formas de empleo son más seguras.
La heroína es un derivado de la morfina, una sustancia que ocurre naturalmente y se extrae de la bellota de la amapola o adormidera asiática. La heroína generalmente aparece en forma de polvo blanco o marrón. Los nombres callejeros relacionados con esta droga incluyen “pasta”, “H”, “dama blanca”, “polvo blanco” y “lenguazo” , “smack”, “skag”, y “junk”.

jueves, 19 de marzo de 2009

CONSECUENCIAS DE LAS DROGAS

Salud: el consumo de drogas origina enfermedades, daños, perjuicios y problemas orgánicos y psicológicos. Por ejemplo: hepatitis, trastornos cardiovasculares, depresión, paranoia,etc.

Salud psíquica: los adictos suelen tener el ánimo negativo e irritabilidad, agresividad, perdida de autoestima, etc.

Salud física: conlleva la aparición de síntomas físicos, como las ojeras, la irritabilidad en los ojos, insomnio, perdida de apetito, etc.

Social: el adicto se ve envuelto en agresiones, conflictos raciales, marginación, e incluso la droga los lleva a privar a la familia de satisfacciones vitales.
Si una mujer embarazada consume drogas sin control médico puede producir malformaciones al feto.

Legal: el adicto comete robos o acciones ilegales para tener dinero para poder consumir dichas drogas y a consecuencia de ésto podrían ir a la cárcel.

Economía: grandes deudas al acabarse los ahorros e incluso a cometer crímenes y actividades ilegales.

Relaciones: la relación con la familia, amigos o pareja se altera, aparecen discusiones frecuentes, desinterés sexual, la comunicación se interrumpe, hay pérdida de confianza, alejamiento, etc.

Conducta: como conseguir y usar la droga se ha vuelto casi más importante que ninguna otra cosa, los adictos se vuelven egoístas y egocéntricos: no les importa nadie más que ellos mismos.

martes, 17 de marzo de 2009

DEPENDENCIA DE DROGAS

El consumo de drogas, con el tiempo, crea una dependencia en las personas.

La dependencia producida por las drogas puede ser de dos tipos:

-Dependencia física: es cuando el organismo se vuelve necesitado de las drogas, tal es así, que cuando se interrumpe el consumo sobrevienen fuertes transtornos fisiológicos, lo que se conoce así como síndrome de abstinencia.

-Dependencia psíquica: es el estado de euforia que se siente cuando se consume droga, y que lleva a buscar nuevamente el consumo para evitar el malestar u obtener placer. La persona siente una gran necesidad de consumir droga y experimentar un desplome emocional cuando no la consigue.

Dos términos: DROGA y DROGADICCIÓN

Primero hay que saber lo que significa el concepto DROGA. Una droga es una sustancia que introducida en un organismo vivo, es capaz de alterar o modificar una o varias funciones psíquicas de éste.
La droga induce a las personas que las toman a repetir su autoadministración por el placer que genera.
El cese del consumo de droga puede dar lugar a un gran malestar somático o psíquico.

Por otro lado, está el concepto DROGADICCIÓN.
La drogadiccion es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación. Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte.

Actualmente, el tema de las drogas es algo muy sonado e interesante en nuestra sociedad sobre todo porque está muy relacionado con los jóvenes.
Nosotros, los jóvenes, vemos las drogas como algo normal en nuestras vidas e incluso como algo interesante y divertido por los efectos que nos producen al tomarlas; pero realmente nunca nos paramos a pensar en las consecuencias e importancia que tienen para nosotros o cualquier ser humano. Realmente es algo muy peligroso.

En este blog tratamos de explicar los tipos de drogas que hay, los efectos y consecuencias que tienen cada una de ellas y cómo nos afectan a nuestro organismo, para hacer ver a los jovénes, como nosotras, que el consumo de cualquier tipo de droga es algo muy serio y que sin darnos cuenta poco a poco nos destroza la vida.
Hemos decidido de hacer este blog porque vemos hoy en día muchas de las veces nos encontramos situaciones de drogas a nuestro alrededor pero no somos conscientes de lo que realmente significa eso.